Clínica OCMI Excelencia en medicina

 

Teléfono 0810-444-6264 (OCMI)

twitter Facebook Youtube Instagram linkedin

SOLICITAR TURNOS

Cirugía Metabólica

Se denomina Síndrome Metabólico (también conocido como síndrome X, síndrome plurimetabólico, síndrome de insulinorresistencia, síndrome de Reaven) a la conjunción de varias enfermedades o factores de riesgo en una misma persona que aumentan su probabilidad de padecer diabetes mellitus tipo 2 o enfermedad cardiovascular, entre otras.

El síndrome metabólico se caracteriza por la presencia de alteraciones como la resistencia a la insulina, que se manifiestan por hiperinsulinismo y por su asociación con obesidad, diabetes mellitus tipo 2, hipertensión arterial y dislipemia. La presencia de este síndrome se relaciona con incremento en el deterioro de la salud y consecuente aumento de la mortalidad.

Cirugía para la Diabetes tipo 2

La evidencia demuestra que la cirugía para la diabetes tipo 2 puede alcanzar hasta la remisión completa de la enfermedad, una meta no alcanzable con el tratamiento actual. Este tratamiento fue avalado en el Consenso inter Sociedades Médico-Científicas (SAD Sociedad Argentina de Diabetes, SAN Sociedad Argentina de Nutrición y la SACO Sociedad Argentina de Cirugía para la Obesidad).

Las pruebas reunidas durante décadas de la cirugía bariátrica, demuestra la eficacia y durabilidad de control de la diabetes adquirida después de la cirugía de bypass gástrico.

La redistribución del pasaje del alimento en el tubo digestivo es la clave. En la mucosa del intestino distal existen unas células llamadas L que, al ponerse en contacto con los alimentos no digeridos, estimula la secreción de una hormona que se llama GLP1.

Tras la operación, la comida entra en contacto inmediato con el intestino y esta hormona (GLP1) que promueve la producción de insulina.

Esta hormona estimula la producción de insulina a través de las células Beta del páncreas. En una persona sana, más del 90% del alimento se absorbe en los primeros 120 centímetros de intestino. A partir de la cirugía metabólica se logra redistribuir el tránsito intestinal para que el alimento llegue sin digerir al intestino distal, donde están las células L, y pueda producirse la insulina necesaria para paliar la diabetes tipo 2.

Existe consenso general en que el Síndrome Metabólico debe ser tratado en forma preventiva y no esperar a la aparición de Diabetes y enfermedad cardiovascular. La cirugía tiende a normalizar todos los factores riesgos, evitando de esta manera la aparición de complicaciones irreversibles que llevan a un aumento en la morbilidad y mortalidad general.

El procedimiento a partir del que los cirujanos logran la redistribución de la circulación intestinal, actuando sobre el aparato digestivo donde se producen o inducen determinadas hormonas que por uno u otro mecanismo son responsables de la enfermedad, introduce un nuevo concepto sobre el origen de la diabetes, porque ya no se la considera una enfermedad exclusiva del páncreas, sino que se agrega el concepto de “enfermedad intestinal”.

Existe consenso general en que el Síndrome Metabólico debe ser tratado en forma preventiva y no esperar a la aparición de Diabetes y enfermedad cardiovascular. La cirugía tiende a normalizar todos los factores riesgos, evitando de esta manera la aparición de complicaciones irreversibles que llevan a un aumento en la morbilidad y mortalidad general.

Procedimiento

Consiste en disminuir la capacidad gástrica y restringir la absorción de los alimentos creando un reservorio gástrico de entre 15 a 30 cc aproximadamente así como una desviación al intestino delgado. La técnica también actúa por efecto hormonal pues corrige mediante mecanismos hormonales, la diabetes, la hipertensión arterial, colesterol y triglicéridos altos.

El procedimiento se realiza exclusivamente por vía laparoscópica, es decir mínimamente invasivo, permitiendo al paciente tener mínimas molestias postoperatorias.

Beneficios y riesgos

Beneficios y riesgos

DMT2 es una de las causas principales de muerte y un importante contribuyente a la morbilidad y la mortalidad por enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular e insuficiencia renal. Cada año, millones de personas mueren a causa de los efectos de la DMT2. Con los avances en la cirugía metabólica, muchas de estas personas podrían tener una vida saludable y normal.

Mientras que la cirugía metabólica tiene ciertamente bajo riesgo de complicaciones, el riesgo a largo plazo de la diabetes, normalmente es mayor que el de una intervención quirúrgica para la mayoría de los pacientes. Los riesgos individuales de cada paciente para la cirugía, sin embargo, se deben evaluar en el contexto de la duración y la gravedad de su diabetes, así como sus otros problemas de salud relacionados con la obesidad.

El uso de la cirugía metabólica ha provocado una redefinición de los objetivos del tratamiento de la diabetes, del control a la remisión, representa una nueva frontera en el tratamiento diabético.

Evaluación Pre-Operatoria

La evaluación preoperatoria de cualquier paciente, se centra en la evaluación del riesgo cardiopulmonar y sus alteraciones. La enfermedad coronaria es mucho más común en personas con diabetes que en la población general, además, los pacientes con diabetes tienen un mayor riesgo de isquemia. Por lo tanto, la evaluación de riesgo cardiaco es esencial en pacientes con diabetes. Otras condiciones asociadas, como la hipertensión, la obesidad, enfermedad renal crónica, enfermedad cerebrovascular, las enfermedades respiratorias y la neuropatía autonómica, también deben ser evaluadas antes de la cirugía ya que estas condiciones pueden complicar la anestesia y los cuidados postoperatorios.

¿Quiénes son candidatos para realizarse una Cirugía Metabólica?

Todas las personas con un IMC mayor a 30kg/m2 más enfermedades asociadas como son la diabetes, hipertensión arterial, colesterol y triglicéridos altos. Los pacientes con diabetes y obesidad, para tener un beneficio de remisión de la diabetes deben cumplir los siguientes requisitos:

  • Ser diabéticos tipo II.
  • No contar con secuelas vasculares o retinianas (pie diabético o enfermedad ocular o renal).
  • Contar con adecuada reserva pancreática, mientras menos tiempo de evolución mejor.
  • Los pacientes deben realizar evaluaciones con diferentes especialistas en forma multidisciplinaria.
   
Si desea recibir más información

CONSÚLTENOS AQUÍ


Clínica + Centro quirúrgico